miércoles, 24 de marzo de 2010

De pasiones ocasionales... o son amores?



Un día como cualquier otro, luego de leer y consumirme en mil historias de amor, desamor,despecho, amantes y demás, él apareció en mi mente, así de pronto, de sorpresa, como acostumbra a hacerlo seguido, esta vez, decidí contar un poco sobre él.

Estudió durante toda su vida y también trabajó. Por lo que sé, ha luchado mucho para salir adelante y también ha recibido órdenes que, aún sin querer, ha tenido que cumplir. Pero ahora ya creció, ahora ya es un profesional y le encanta mandar... es un excelente "líder" ( Esa es la palabra que utiliza en lugar de "mandón").

Tuve la dicha de conocerlo hace unos años y nunca pensé que una persona fuera tan interesante como lo es él... Wow... si ustedes supieran... En la calle, escucho muy seguido cometarios negativos sobre él, por alguna razón, nadie lo soporta, lo odian... Y debo reconocerlo, es un poco prepotente... Pero a mí, me pasa lo contrario, no entiendo por qué el rechazo de todos, será que todavía estoy un poco ciega?... Quien sabe...

Es increíblemente interesante conocer su forma de pensar, verlo e interpretar sus gesos, las cosas que dice, cómo se expresa, y cómo escribe... Tuvo una hija, producto de una relación que no funcionó, pero ella es su mayor adoración. Tiempo después se casó. Su matrimonio se marchitó... una de las causas fue que él lo descuidó, o más bien, él la descuidó y ella no se sentía a gusto... Hace poco me enteré de que ella se volvió a casar y ahora tiene un hermoso bebé... Está feliz con su nueva vida... y él?

Sólo él y Dios saben cómo se sentirá por dentro. Tiene fama de "coqueto", parece muy seguro y siempre muy feliz. Su vida, además de su hija, es trabajar. Trabaja todo el tiempo, incluso los domingos... Ama su trabajo. Es un hombre con una de esas profesiones que enloquece a cualquiera y desata pasiones. Es un hombre elegante y fino... Es un caballero... Al menos eso parece...

Alguien me dijo un día que tener un amante fue lo mejor y lo peor que le pasó... Yo creo que al inicio, todo es color de rosa, pero luego va tomando tonalidades grises muy difíciles de ocultar... Siempre me negué a hacer lo que "alguien" me contó... era demasidado bajo para mí... Luego me di cuenta de que eso pasa a veces, sin quererlo...

Él me fue envolviendo y me fue dando alas, y yo poco a poco me elevaba más... Con hermosas palabras, con sonrisas, con detalles.... pero no crean, eso no era amor, era puro deseo carnal, era pura pasión, mucho respeto y mucho cariño, pero sobre todo, deseo en la piel..

Casi nunca había tiempo, pero al menos, una vez al mes, nos dábamos un pequeño gusto, nos veíamos, nos sentíamos, platicábamos...aaahhh, como extraño esas pláticas inteligentes que es difícil tener con cualquier hombre... Le contaba mis cosas y viceversa, nos reíamos, a veces hasta nos burlábamos, criticábamos (costructivamete, claro) y luego, mientras la pasábamos tan bien, yo pensaba: " si todos fueran como somos nosotros juntos, el mundo, sin duda, sería un lugar mejor". Lo dije una vez y lo repito, caballero: Juntos somos increíbles...

Me gustaban esos días esporádicos que teníamos unos minutos para estar a solas... El ambiente cambiaba y aunque había un poco más de tensión (porque luego nos descubren), la pasión que se encerraba en ese lugar rebotaba en las paredes y nunca se esfumaba, al contrario, nos poseía... Lo que más me gustaba era su olor, era delicioso abrazarlo y sentirlo, no medía 1.80 cm, pero era más hombre que cualquiera, lo digo sin querer dibujar el sexo en sus mentes, él era todo un hombre, tenía ese "algo" que todas las mujeres buscamos, ese "algo" que al menos a mí, me mantenía viva, despierta, totalmente interesada, con ganas de saber más.

Había cosas que me contaba, que no calzaban con lo que ahora sé que es la realidad, al fin y al cabo, no era tan transparente como yo creía, como él juraba... Pero yo hacía maromas por no descubrirlo, y aunque me molestaba un poco, realmente eso no me importaba. Yo quería al hombre en el que se convertía cuando estaba conmigo, no al que la gente describe y, probablemete, sea el real... Porque según yo, teníamos química, porque pensábamos parecido y aunque no nos gustaban las mismas cosas, nos respetábamos y si hubiéramos podido gritar al mundo lo que teníamos juntos, sé que las cosas habrían funcionado, pero la reputación de tan distinguido profesional, se debe cuidar, al principio fui yo la que quería mantener la complicidad, ya luego no me importó, pero parece que a él sí...

Amaba esos días en que nos complacíamos mutuamente, hablábamos hasta el amanecer y luego nos despedíamos para que cada quién volviera a su rutina... Él casi me leía la mente, tal vez por la experiencia, (ventaja sobre mí), me hacía reír a carcajadas sin que yo le dijera que justo en ese momento, necesitaba sonreír, la pasábamos bien y nos hicimos muy buenos amigos...

Pasó el tiempo y con él cada uno tomó su rumbo... La distancia nos empezó a separar, porque ya no nos veíamos tan seguido, parece que él se encontró con un juguetito nuevo, o tal vez tiene más pendientes que antes... Yo por mi parte, no podía hacer nada, reclamar hubiese sido caer muy bajo, entonces seguí con mi vida, volví a la uiversidad y las obligaciones me ahorcaban, me dediqué completamente al estudio y todo se enfrió... y somos amigos, pero nada más...

Lo bueno de tener un amor ocasional, por no decir "amante" es que como no se ven tan seguido, cuando lo hacen, disfrutan cada segundo como si fuera el último de su vida. No hay tiempo para pleitos, sólo para reponer todo el tiempo perdido, es divertido e interesante. Todas las relaciones, todos los matrimonios, deberían ser amantes entre ellos para no perder lo que construyen juntos.

Yo me involucré demasiado en la aventura y él aún no lo sabe... A veces me gustaría contárselo, otras veces no le veo sentido porque, realmente, pienso que no tendría futuro, y no valdría la pena, entonces me lo guardo. Quizá algún día le cuente, algún día cuando sé que no lo voy a ver nunca más, algún día cuando me despida para siempre, para buscar una vida de verdad.

Lo cierto es que, sin contar estos errores de involucrarse demasiado, vivir este tipo de historias sobre ser felices un par de meses, es lo mejor que le puede pasar a alguien... Es parte de la experiencia de vida de cada uno... Eso sí, sin destruir noviazgos ni matrimonios, que quede claro que estoy completamente en contra de eso.

Ahora a mí, sólo me queda caminar con el tiempo... El corazón se ha ido curando y ya veremos qué pasa... Tal vez el tan nombrado caballero aparezca y me haga feliz un par de meses más, tal vez llegue alguien más... o tal vez no llegue nadie por ahora y me toque aprender otras cosas de la vida, otras cosas de mí que quizá necesito conocer antes de otra historia imposible... Sólo Dios sabe el rumbo que tendrá mi destino, pero acá estoy, siempre positivia y sonriendo, para contagiar a todos aquellos que creen que no saldrán nunca de la amargura, sonriendo para que mi corazón se la crea, sonriendo para alimentar mi alma...

3 comentarios:

Palas on 26 de marzo de 2010, 14:18 dijo...

interesante historia... y aunque no lo creas hay personas que las viven solo que al final deciden mantener esa historia para ellos mismos... nada como compartir momentos que han significado tanto para uno... donde el tiempo se perdió y solo estábamos "él y yo"... amigo... amante... caballero... las huellas quedan y la esperanza de que alguna vez se volverá a repetir...

Saludos!!! = D

Jeffrey on 29 de marzo de 2010, 8:08 dijo...

"Todas las relaciones, todos los matrimonios, deberían ser amantes entre ellos para no perder lo que construyen juntos".....me gusto mucho esta frase, muy cierto!!

Mar Ramos on 30 de marzo de 2010, 13:44 dijo...

Me encanta su forma de expresarse sobre él. Esos momentos son geniales aunq no duren para siempre.

Publicar un comentario

 

Copyright © 2008 Green Scrapbook Diary Designed by SimplyWP | Made free by Scrapbooking Software | Bloggerized by Ipiet Notez