martes, 29 de diciembre de 2009

Una dosis de picante... Gracias 2009!


Se despide el 2009 y no hay nada qué hacer… Se va y no puedo volver el tiempo atrás… Ya no, es muy tarde!. Ahora sólo puedo repasar todas las huellas que me dejó. Vaya que fueron bastantes…


Ya vendrá otro con cosas mejores, pero… qué va! El año viejo no se olvida.
TANTAS cosas pasaron en un año… y QUÉ cosas, por Dios! Sentí como si de repente en la receta de mi vida, agregaron una buena dosis de pimienta, chile o alguno de esos ingredientes que pican, pero que sin ellos, el platillo cocido, no sabría igual… Y les cuento, fue una dosis nada despreciable… Como si me estuvieran recompensando por no dármela antes… Y cómo la disfruté!

Buenas noticias: La vida universitaria inició!!! Qué diferente del inolvidable “cole”, pero qué bonito fue descubrir esta nueva etapa. Nunca voy a olvidar el primer día de clases. Un lunes a las 7:30 am en el aula 601 de la Universidad Interamericana, esperaba por mí el curso de Introducción a las Relaciones Públicas… Ese mañana fue una de las más intensas que he tenido en mucho tiempo, pero fue el momento en que decidí que Relaciones Públicas era, como lo dijo el profe: “La carrera de mi corazón”.


Me fui acostumbrando a los “cuatris” y fueron todo un éxito. Dedicada al 100% a mi estudio, recibí, al finalizar el primer ciclo, el fruto de ese esfuerzo… Qué orgullosa me sentía, un lugar en el concurso de ensayo y otro en alto rendimiento, destacando así entre todos los estudiantes de la escuela de Relaciones Públicas… ¿Qué mejor motivación que esa?

Empecé una vida social muy bonita, los “compas de la U”… Y los amigos de los amigos… y ahí sigue la cadena… Gente nueva y diferente entró a mi vida, GRACIAS DIOS! 3 años de ver diariamente a las mismas 22 mujeres, ya empezaban a deprimirme…


Y entonces, surge la oportunidad de colaborar en un congreso de seguros con CANECOS y UNISERSE… Luego de unos meses de despedir mi puesto de “secre” en el banco, no podía despreciar una nueva oportunidad de trabajo… Una semana nada más, pero cómo se aprende al lado de dos talentosísimas Relacionistas Públicas… Nada como estar en el momento real de la situación… Ahí reforcé mi capacidad para tomar decisiones…

La familia iba “viento en popa” y yo cada vez me sentía más realizada, más feliz, más completa… Pero, algo faltaba… y llegó… sí que llegó! ¿Qué dirá la gente de las aventuras fugaces? No sé, ni me importa! Yo creo que más allá de ser peligrosas, son la chispa que te mantiene despierto… en su momento, claro… Aunque no son indispensables…


Es acá, después de todo, donde entra ese ingrediente secreto, el que le puso el picante a mi año, ese mismo que hoy está perdiendo su sabor, pero que aún recuerdo, releo y revivo como si estuviera entre marzo y octubre del 2009…

¿Qué pasará caballero? O mejor dicho, ¿qué pasó? ¿Por qué ya nada es igual? O, ¿sí lo es? Por favor oriénteme, nunca había jugado a esto… Hasta ahora, y me gusta, pero creo que es porque no entendí bien las reglas del juego… Qué extraño, yo pensé que todo estaba claro… Tengo tantas dudas!


Bueno, eso ya no importa, parece que va a quedar atrás, y tal vez, este 2010 quieran darme otra dosis distinta de picante, aunque les cuento, esta no la he gastado… Aún no…

Gracias caballero, por todos los momentos mágicos que me dio… Y son mágicos porque no podía creer que los estuviera viviendo, creo que para poder utilizar el término “aventura”, faltó algo…Verdad? Quizá faltó mucho más que “algo”… Tal vez usted sea mi asignatura pendiente… tal vez la deba concluir en otro momento, o tal vez no, quizá sólo sucedió… El tiempo dirá!


Gracias a este caballero, lectores, aprendí que hay otras maneras de ver el mundo, aprendí que no todos son lo que aparentan y que a veces el silencio es la mejor decisión… También mejoró mi sentido del humor (porque lo acepto, era bien amarguita), mejoró mi autoestima (ese crédito es todo suyo) y me enseñó que a veces hay q enfrentar nuestros propios miedos y reírnos de nuestros defectos… Y todavía falta MUCHO por contar…

También agradezco a ustedes lectores, amigos, familia, por estar siempre conmigo, por sostenerme cuando iba a caer, y por levantarme cuando era inevitable la caída… Gracias por el cariño y el apoyo, por su sonrisa y amabilidad… y por dejarme compartir, en este espacio, no las tonteras que se me ocurren, sino las experiencias que vivo y un poquito de mi pensamiento y de mi alma….


Gracias por leerme, porque a veces, eso es todo lo que necesito, desahogarme, y saber que alguien escucha lo que digo. Por esto y más, GRACIAS!!!

Espero que este 2010 que está tocando a la puerta, sea un año lleno de picante, miel y mucho sabor para ustedes… y para mí… Sobre todo, gracias a Dios por dejarme estar acá y por darnos tantas cosas buenas!.


Feliz año nuevo, bendiciones y mucha prosperidad.

Karla Delgado

HISTORIA DE DOS CEREBROS


Luego de una noche de diversión, regresamos a la casa. Eran más o menos las 11:30 pm cuando nos dirigíamos hacia Heredia.
Mientras Él conducía en silencio, ella y yo teníamos una buena conversación. Después de un rato de compartir, ella lo volvió a ver y entonces escuché que le dijo: "Amor, estás en tu caja, verdad?", a lo que él, un poco desorientado, contestó: "si".

Traté de mantener el silencio para no parecer "metiche" ante aquella expresión que nunca antes había escuchado. Fue cuando entonces, ella me contó la historia, me dijo que había un video que hablaba de cómo funcionaba el cerebro del hombre y el de la mujer, y me dijo también que era por "cajas". Mientras me lo resumía, entendí que era cierto y luego le pedí ayuda para poder obtenerlo.

Y aquí está, lo conseguí, es un monólogo de Mark Gungor que se titula "Tale of two brains", viene con subtítulos en español para aquellos que les resulte más fácil entenderlo así.

Realmente espero que les guste, yo lo disfruté muchísimo, son 10 minutos llenos de picardía, pero gente, es TAN cierto todo... WOW! Acá les va...



video

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Es nuestra Navidad!



Navidad… época de sueños, de ilusiones, de sonrisas y felicidad. Aires de frescura y alegría. Tiempo de amigos, de familia, pero sobre todo, tiempo de Dios.

El sol brilla con más fuerza y calienta con más empeño, el viento presume de su fuerza y por las noches, la luna y las estrellas nos hacen partícipes de una noche de gala, desfilando sus mejores trajes e iluminando los rostros de quienes se sientan a verlas.


En Navidad se reparten sonrisas, se aboga por la paz y se fortalecen los lazos de amistad.

Un viejito rellenito con una enorme barba blanca sale a la luz y con él las esperanzas y los deseos que cada niño saca del interior de su alma. Santa no existe sólo para dar regalos, Santa mantiene el espíritu navideño vivo en cada familia.


Qué bueno que Dios todo lo hace perfecto, qué bueno recordar que Jesús nació en esta época y qué bueno ver dónde vino al mundo. Tuvo todo lo que un niño podría desear, dos padres que lo amaban, reyes que le llevaban regalos y el mundo entero a sus pies, y aún así, no fue bastante… Debimos esforzarnos un poco más…

Por eso, en este tiempo de magia y alegría, la esencia de la Navidad debe estar en cada uno de nuestros corazones, en compartir, en amar, en querer ser mejor cada día, en estar agradecidos con lo que tenemos y luchar por lo que queremos.


Es Navidad, y se nos va un año más… Se nos va un 2009 lleno de experiencias, unas felices, otras tristes e incluso algunas que no quisiéramos recordar, pero todas nos dieron un empujoncito hacia el aprendizaje que hoy ganamos.

Mis más sinceros deseos de felicidad y éxitos para este nuevo año que se avecina, que sus más profundos anhelos se hagan realidad y nunca olviden que la esencia de la Navidad está ahí, sí… en sus corazones, en el mío, en el corazón del Universo…


Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!!!

martes, 15 de diciembre de 2009

¿Qué hacer con la tristeza?




Déjela pasar adelante y siéntese a tomar café con ella.

Nunca la eche: déjela que se canse y se vaya por su propia cuenta.

Vívala: no le ofrezca resistencia. Hay días que fueron hechos para llorar.

No le agregue al dolor la frustración.

Póngale nombre: masculino, femenino, grandilocuente o cómico, no importa.

Dígale "buenos días", "buenas noches", llamándola por él. La palabra es mágica. Nombrar una cosa es ya perderle la mitad del miedo que le tenemos.

Póngala a trabajar para usted: transfórmela en poesía, en música, en belleza; y si usted no es artista, truéquela en amor.

Las personas que han perdido seres queridos a manos de régimenes opresivos, de guerras, de injusticias o enfermedades, pueden conferir sentido exstencial a su dolor a través de militancias, de cruzadas, de apasionadas banderías por las causas que juzguen necesarias para evitar el mismo infierno a quienes hayan de venir.

Pálpese el alma regularmente: no hay nada inherentemente malo en la tristeza, pero si ya comienza a venir todos los días con sus damas de compañía: obsesión, postración, apatía, pérdida de élan vital, pusión de muerte, entonces el momento de buscar ayuda afuera ha llegado.

No la esconda, como si de un crimen se tratase. Además: sumar a la tristeza el silencio es condenarse a uno mismo a la soledad "moral" de que hablaba Max Scheller: la peor de todas.

Por otra parte, no la exhiba en pancartas públicas: su tristeza es sagrada, y almas mediocres, primitivas o canallas bien podrían no entenderla o, lo que es aún peor, usarla.

No se avergüence de ella: es cuando estamos frágiles que emerge lo más bello, lo más puro de nuestro ser.

No le confiera poder omnímodo. La capacidad de abstraernos en una actividad exógena, nos va a arrancar, así no fuese más que momentáneamente, al Yo, residencia de la tristeza.

No se culpe a usted mismo por experimentarla. Tómela en sus manos, acurrúquela, caliéntela, así, junto al corazón, como si fuera un pajarito herido.

Que la tristeza lo aproxime a los demás en lugar de aislarlo. Que se convierta en un agente de solidaridad. Como decía Unamuno: "El dolor hermana a los seres humanos; la felicidad los separa".

En su Ética, Spinoza define la tristeza como "la incapacidad para actuar". Es posible en efecto, que nuestro impulso hacia la acción se vea disminuido: pero nada podrá robar a nuestra mente su vocación por el pensamiento puro, por la introspección, por el autoanálisis. En esto también, la tristeza puede ser un generador de conciencia, hacernos más lúcidos y sensatos.
Jacques Sagot

sábado, 12 de diciembre de 2009

El creador de FUSIL DE CHISPAS estuvo en la Universidad Interamericana






Fotografía: Faridi Alfaro Guerrero.



"Un joven inquieto. Un poco asustado por los años. Periodista convencido y disidente al mismo tiempo. Tranquilo, observador, escéptico, crítico..." Así se describió Cristian Cambronero en una entrevista realizada por Julia Ardón, el 11 de marzo del 2008.


El viernes 11 de diciembre, los grupos de Periodismo I y Periodismo II de la Universidad Interamericana tuvieron el honor de contar con la visita del reconocido periodista multimedia, Cristian Cambronero, quien además, es diseñador y productor.


Cristian, a sus casi 30 años de edad, es un joven que aún cree en lo que hace y vive de eso. Su más "famosa" creación fue su blog Fusil de Chispas el cual le ayudó a pagar su carrera universitaria y ahora es uno de los mejores blogs del país, seguido por miles de personas en la Web.


Este joven emprendedor llegó a todos los jóvenes con su conferencia "De pronto, la gente", una introducción al periodismo ciudadano. Esta charla fue de gran utilidad para los futuros profesionales de la comunicación y sirvió para motivar a los estudiantes a incursionar un poco más en este mundo de interacción virtual.

Sin duda alguna, el momento más impactante para todos fue cuando Cristian Cambronero mostró las estadísticas y datos numéricos de la cantidad de personas que están en alguna de las redes sociales, dando a conocer que "si FACEBOOK fuera un país, sería el TERCERO más grande del planeta". Esta declaración dejó sin palabras a todos los estudiantes y por supuesto, las risas no se hicieron esperar.

Todos los estudiantes, a pesar de pertenecer al área de Relaciones Públicas, salieron satisfechos con la charla y aseguran que es una conferencia que deben escuchar todos los jóvenes, quienes, aún sin ser futuros periodistas o relacionistas públicos, están inmersos en este mundo virtual que avanza con creces cada día.

La visita de Cristian Cambronero culminó con un refrigerio ofrecido por el grupo de Periodismo I, la entrega de un detalle a manera de agradecimiento y un muy buen rato para compartir y conocerlo un poco más.

Soñar, crear, hacer que nazcan ideas nuevas, según el padre del Fusil de Chispas, esto es lo más admirable en una persona. Entonces, probablemente sean 3 tips para lograr el éxito en este mundo lleno de información.



Karla Delgado S.


miércoles, 2 de diciembre de 2009

Madre y mujer emprendedora



Con una sonrisa en su rostro y el delantal que la caracteriza, así nos recibió doña Mayela Loaiza en la cafetería Espigas, ubicada diagonal a la esquina suroeste del parque central en la provincia de Heredia.


Esta oriunda de Cartago empezó su empresa como una pequeña panadería en el garaje de su casa hace 11 años y luego de mucho esfuerzo y dedicación ha logrado consolidar su negocio como una de las mejores cafeterías de Heredia, la cual lleva por nombre: Espigas y es conocida por la mayoría de los florenses.

Años atrás, la rutina de doña Mayela se basaba en levantarse a las tres de la mañana todos los días para iniciar la producción de repostería y tener todo listo para abrir su negocio a las seis de la mañana. Mientras conversábamos con ella, nos comentaba lo difícil que era atender la cocina, el local y a sus tres hijas: Cristina, Lucía y Ana María, todo al mismo tiempo.

Entre risas recordó: “Me levantaba a las tres de la mañana a hornear, abría la panadería a las seis y a las ocho de la mañana ya había vendido todo. Un día llego un cliente y tuve que cerrar con la pena de no poder venderle nada, pero la satisfacción de que todo lo que había cocinado horas antes se había vendido en un dos por tres”.

Doña Mayela se caracteriza por tener un carácter muy fuerte; no obstante, siempre tiene en cuenta que la base del éxito es caminar por la vida con una gran sonrisa, demostrando confianza y el amor de Dios en su corazón. De esto nos dio fe una de sus más antiguas colaboradoras Maruja Vargas al comentarme: “Los que trabajamos en Espigas siempre nos sentimos deseosos de hacer nuestro trabajo porque doña Mayela nunca nos da órdenes, sino que nos explica lo que debemos de hacer con un buen trato y de la manera más amable”.

Esta mujer de 49 años que cursó secundaria en el Colegio San Luis Gonzaga de Cartago no continuó con sus estudios universitarios debido a que se vio obligada a trabajar y mantener a sus tres hermanos menores luego de la muerte de su madre en el año 1975. A sus 25 años dio a luz a su primera hija, Cristina. Trece años después y con la responsabilidad de mantener a dos hijas más esta luchadora decidió emprender su propia empresa.

Actualmente, podemos encontrar a doña Mayela dedicada al cien por ciento a su nieto Mariano de tres años, a su hogar y a sus hijas, con la tranquilidad de saber que su empresa está bien administrada por su hija Cristina, quien es Licenciada en Administración de Empresas con énfasis en Recursos Humanos, graduada de la Universidad Interamericana de Costa Rica e iniciando su empresa de queques llamada Sweet Life Cakes.

Al ver a dos de sus hijas ya graduadas, la menor cursando la universidad y su negocio creciendo cada día más, doña Mayela se siente satisfecha y realizada de ver que su esfuerzo de tanto tiempo ha valido la pena y ahora cosecha con creces los frutos de lo que sembró.


Karla Delgado
Ana Mª Sánchez

domingo, 22 de noviembre de 2009

Miedo escénico...¿Y ahora, qué hago?




Sus manos sudan, sus rodillas tiemblan, su corazón palpita con tanta rapidez que pareciera salir del cuerpo y su presión sanguínea es tan fuerte que hasta puede oír la sangre corriendo por sus venas... Si esto le pasa, no se preocupe, usted no tiene una enfermedad, es sólo miedo escénico...

En ese momento se pregunta: ¿ por qué yo?, ¿a qué hora me metí en este lío?. Pero no le queda más que plantarse frente a su público y hacer la presentación que viene planeando desde hace semanas o tal vez meses...

Al hablar frente a una gran cantidad de personas, sentimos miedo. Miedo a hacer el ridículo, nos ponemos tan nerviosos que quisiéramos que en ese momento nos trague la tierra, y cuando estamos en plena presentación, hablamos lo más rápido que podemos para terminar ese martirio, lo más pronto posible.

Contrario a lo que muchos piensan, hablar en público no es para nada fácil. Probablemente usted nunca pueda "curarse" de esa horrible sensación de temor y vulnerabilidad al estar frente a un grupo grande de personas, pero puede aprender a manejarlo y, como dijo uno de mis profesores, a utilizarlo a su favor.

Los comunicadores debemos acostumbrarnos al hecho de hablar en público e incluso ante las cámaras. En un artículo que habla precisamente sobre el miedo escénico, publicado por Héctor Héreter, se citan algunos "tips" para ayudarle a usted a controlarse y a hacer de ese saco de nervios, una gran cosecha de éxitos.

Lo más importante es aceptar el hecho de que está nervioso. Usted está preparado (a) para hacerlo y es totalmente capaz de cumplir sus objetivos a cabalidad. Eso sí, prepárese. Esto le brindará confianza y seguridad. Estudie con anticipación y no se confíe únicamente de la capacidad de su memoria, entienda el tema a exponer y busque ejemplos para lograr captar la atención de su público.

Sea positivo, siempre piense que su presentación va a ser un éxito. Nunca piense que se le va a olvidar, porque para eso cuenta con una preparación previa; sin embargo, si se le olvida algo de su discurso, improvise de manera inteligente, usted conoce el tema, dé algún ejemplo, total, al final nadie se dará cuenta, sólo usted sabrá que se le olvidó. La gente no lo notará si lo sabe cubrir con inteligencia y tranquilidad.

La imagen siempre es importante, pero no se preocupe tanto por cómo se ve. Una vez que abre la boca para iniciar su presentación, encante, si alguien capta nuestra atención con una forma distinta, inteligente y dinámica de expresarse, su apariencia física pasa a segundo plano. Eso sí, no lo descuide, son puntos extra!

Llegue temprano al lugar de la presentación, estudie el espacio en que se desplazará, verifique que TODOS los detalles estén cubiertos, si el público le espera, estúdielo por unos segundos y trate de familiarizarse.

Y sobre todo, practique. La práctica hace al maestro. Practique su discurso, practique cómo utilizar los elemenos. El micrófono, el podio, TODO.

"Una vez que nosotros enfrentamos nuestros miedos, nos damos cuenta que la imaginación nos llevó a pensar que la situación era peor de lo que en realidad es. Tal como el personaje de Haw en el libro “¿Quién movió mi queso?”, una vez que supera su miedo usted se siente libre."


Karla Delgado S.

sábado, 14 de noviembre de 2009

¿Sexo?, No te vayas a los extremos!!!



Una fobia es un miedo incontrolable que enfrentamos ante una situación, objeto o persona... Pero, escuchaste alguna vez algo sobre la "coitofobia"?

En esta sociedad, la coitofobia es más común de lo que muchos nos podríamos imaginar... Sí, es miedo a las relaciones sexuales coitales.

El sexo siempre ha sido un tabú. Los costarricenses llegábamos al punto de no poder mencionar la palabra "sexo" y aunque sea difícil de creer, todavía encontramos mucha gente que, como decimos los jóvenes: "le hace la cruz" a este tema. Cuesta tanto encontrar a alguien con la mente suficientemente abierta para hablarlo y expresarse...

La coitofobia suele darse en personas muy religiosas que han aprendido que eso es algo que puede dañar su alma, pero también se da en personas que tienen miedo a las consecuencias de la relación sexual, como las enfermedades o los embarazos. También hay un tipo de miedo que se relaciona con el dolor asociado a "la primera vez".

Una persona que tenga miedo al sexo y muestre este comportamiento, también se ve influenciada y hasta manipulada por la sociedad donde vivimos, una sociedad carente de educación sexual. Todo esto contribuye a aumentar las inseguridades.

El sexo despierta, probablemente, más interés, y al mismo tiempo, más confusión que cualquier otro aspecto de la vida humana.

Investigaciones científicas aseguran que tener relaciones sexuales regularmente aporta importantes beneficios. El sitio En Plenitud publicó que ganar energía es sólo una de las bondades de una constante actividad sexual.

Además de ser una forma de ejercicio físico, incrementa el aporte de oxígeno a las células, reduce el colesterol y la aparición de dolores. Protege la próstata, disminuye el estrés y aumenta la secreción hormonal. Proporciona una hormona llamada DHEA, este esteroide segregado por la corteza suprarrenal es el principal generador de andrógenos en las mujeres. Está también presente en los varones.

Ciert@s jóvenes todavía no tienen su primera relación sexual, y por supuesto, todo a su tiempo... La virginidad es algo que aún en estos tiempos modernos, es valorada y conservada por algun@s.
Y no es que sea malo, el problema es que ahora la cabeza del adolescente está llena de mitos sobre el sexo, causados por la falta de información, las presiones sociales y una educación temerosa de tocar temas sobre el ejercicio responsable de la sexualidad en los jóvenes.

Con todo esto quiero decir que si se tiene una vida sexual activa se debe aprovechar, y sino, tampoco exagerar creyendo que se debe esperar a la "persona indicada". Es muy poco probable que vayas a hacer tu vida con quien tuviste tu primera vez.

En este tema solamente se requiere madurez, responsabilidad y respeto mutuo. Todo en exceso es malo, incluso la espera.


Karla Delgado




video

viernes, 13 de noviembre de 2009

Busco un Hombre



Mi búsqueda no es sencilla; a mi paso he visto a muchos hombres pero aún continúo en mi pesquisa, porque lo que yo deseo es, solamente, un Hombre.

Un Hombre tan seguro de sí que no tema mi plena realización como mujer y que jamás me considere su rival, sino que seamos eternos compañeros el uno para el otro.

Un Hombre que conozca mis errores, los acepte y me ayude a corregirlos; que sepa reconocer mis valores espirituales y que sobre ellos me ayude a construir mi mundo.

Un Hombre que con cada amanecer me ofrezca una ilusión. Que alimente nuestro amor con delicadeza; para quien una flor entregada con un beso, tenga más valor que una joya enviada con un mensajero.

Un Hombre con el que pueda hablar, que jamás corte el puente de comunicación y ante quien me atreva a decir todo lo que pienso, sin temor a que me juzgue o a que se ofenda. Y que sea capaz de decírmelo todo, inclusive que no me ama.

Un Hombre que tenga siempre los brazos extendidos para que yo me refugie en ellos cuando me sienta amenazada o insegura. Que conozca su fortaleza y mi debilidad, pero que jamás se aproveche de ellas.

Un Hombre que tenga abiertos los ojos a la belleza, a quien lo mueva el entusiasmo y ame intensamente la vida. Para quien cada día sea un regalo inapreciable por disfrutar plenamente, aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

Un Hombre que sepa ser siempre más fuerte que los obstáculos, que no se amilane ante la derrota y para quien aún los contratiempos sean estímulo y no adversidad.

Un Hombre que se respete a sí mismo, porque así sabrá respetar a los demás. Que no recurra jamás a la burla ni a la ofensa, gestos que rebajan más a quien los envía que a quien los recibe.

Un Hombre que disfrute danto y sepa recibir. Y que disfrute de cada minuto como si fuera el último.

Cuando lo encuentre lo amaré intensamente.


... Una Mujer

sábado, 7 de noviembre de 2009

Sonríe, es GRATIS!




Sonreír es la cura a todos nuestros males y lo mejor de todo, es que es contagiosa!

Cuando no tienes nada qué decir, sonríe, una sonrisa no cuesta absolutamente nada, pero vale mucho y aunque no dure más que un instante, permanecerá por siempre.

¿Que no hay razones para sonreir?... Solamente piensa...

Cada vez que miras al cielo, cuando caminas por la montaña y sientes como tus pulmones se hinchan de ese aire fresco y puro de la naturaleza, cuando tienes el poder de percibir el verde de las hojas, de ver cómo los árboles parecen tocar las nubes y cómo se refleja el sol entre las ramas.

Cuando escuchas el canto de un ave, o el sonido de un grillo... Sabes que estás vivo, sabes que estás a salvo, así que, sonríe, y agradece a Dios por las maravillas que hizo sólo para que tú las disfrutaras...


Cada vez que regresas de mal humor a casa porque tuviste un "mal día", porque estuviste lleno de trabajo y no tuviste tiempo para distraerte, sonríe, y agradece a Dios porque tienes un trabajo que ocupa tu día, también sonríe porque llegaste a casa, a tu casa, muchos no tienen un hogar cálido donde descansar.

Cuando te invada el estrés y la desesperación, recuerda que todo es más fácil con una sonrisa, no sólo en tu rostro, sino en tu alma... Relájate, piensa con calma, y en vez de mostrar a los demás cuán enojad@ estás, regala una sonrisa, verás como las cargas se alivianan.

Si eres rico en dinero, procura también serlo de alma y corazón, recuerda que las cosas materiales nunca te abrirán las puertas de la vida. Ayuda a los demás si puedes hacerlo y sonríe, pues sabrás que el gesto se multiplicará.

No hay nadie tan rico que pueda vivir sin una sonrisa, y nadie tan pobre que no la merezca.

Si no tienes dinero, no culpes a Dios, no te cuestiones tanto, no trates de conseguirlo de la manera fácil, eso sólo aumentará tu ambición. Trabaja duro, esfuérzate y cosecharás tus frutos. Cuando lo consigas, sonríe, pues sabrás que lo hiciste de corazón, y agradece a Dios que te da manos y piernas firmes para trabajar, muchos carecen de estas herramientas y aún así salen adelante, así que no tienes excusa.

Cuando todo parece ir mal, cuando sientes que ya no puedes dar más, recuerda que una sonrisa alivia el cansancio, renueva las fuerzas y es el consuelo en la tristeza.

Si ves todas las maravillas del mundo, si tienes gente que te quiere, si eres libre y tienes paz en tu corazón, sonríe...

Una sonrisa siempre mejora tu aspecto, inténtalo, trata de sonreír a todos quienes te rodean, verás que además de ser divertido, iluminarás cada uno de los lugares por donde camines.

Y si piensas que una sonrisa no te aporta nada, sé dadivoso y regala al menos una de las tuyas, pues "nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír"

Karla Delgado



 

Copyright © 2008 Green Scrapbook Diary Designed by SimplyWP | Made free by Scrapbooking Software | Bloggerized by Ipiet Notez